Uso del chupete. ¿SÍ o NO?

Llevo un par de días dándole vueltas este tema y como este confinamiento va a ser largo, me he animado a escribir sobre el uso del chupete. 

Lo primero que debemos tener claro es el tipo de alimentación que va a tener el niño

Existen dos opciones:

  1. Si optamos por lactancia materna (LM), es recomendable no ofrecer el chupete antes del mes ( tiempo estimado que tardan los bebés en establecer una lactancia adecuada) para que no interfiera en la lactancia. A partir de ese momento, no hay estudios que confirmen que el uso del chupete después de este tiempo, interfiera en el establecimiento de la lactancia ni, mucho menos, en la cantidad de producción de la leche. Lo que sí suele suceder es que los niños que establecen una  LM adecuada, no quieran el chupete porque ya tienen “sustituto del mismo” 😊
  2. Si, por el contrario, optamos por lactancia artificial (LA), habrá que parase un poco más porque si estamos en este punto igual es porque el bebé no ha agarrado bien el pecho y habría que valorar las estructuras a nivel orofacial; ya que si hay alguna alteración estructural igual tampoco agarra el chupete. Aquí sí quiero hacer un pequeño inciso en la importancia de revisar a los bebés las estructuras orofaciales ya que cuando existen alteraciones, hay una implicación directa en la alimentación y el sueño.

No entraremos en juicios de valor sobre si LM o LA ( podemos dejar ese tema para otro día porque puede dar para mucho 😅). 

Y os preguntaréis, ¿por qué esta insistencia sobre la idoneidad del uso del chupete?

El uso del chupete contribuye al desarrollo de la musculatura oforacial  y tiene un efecto calmante y de autorregulación para el bebé. No olvidemos que la succión está presente intra útero y se relaciona con procesos de autorregulación y maduración neurológica. Así hay estudios que relacionan el uso del chupete con la prevención de la Muerte Súbita del Lactante.

La posición de la legua, y la fuerza que realiza el bebé al succionar, provocan tonificación en las partes blandas, velo del paladar y lengua. De esta manera no se posicionan hacia la parte posterior, en la orofaringe. Es importante destacar que no solo la fuerza con la que realiza la succión es fundamental para tonificar la musculatura si no el numero de repeticiones rítmicas que realizan en la succión del chupete. 

Así se evita que cualquier estructura orofaríngea, obstruya la vía aérea. 

¿Los bebés de LM van a tener problemas que afecten a estructuras orofaciales porque no usan chupete, y así mas probabilidades de padecer muerte súbita???

NO!!!!! No nos olvidemos que los bebés que establecen una LM adecuada, no suelen querer el chupete porque ya tienen “sustituto del mismo” 😊 y usan el pecho para calmarse y autorregularse y también para tonificar esas estructuras orofaciales. 

Ahora bien, entramos en el tema peliagudo de: ¿Cuál es la mejor tetina? 

A estas alturas, ya  todos sabemos que la exposición prolongada a tetinas, puede provocar alteraciones esqueléticas y musculares en el sistema estomatognático; por esto a mí me gustan la tetinas que se llaman: “ de gota o lagrima”. Son de silicona dura, y alargados hacia delante, sin partes más anchas y sin un “ derecho y un revés”. 

El niño puede ponerla como quiera y estimula todas las zonas con las que entra en contacto por igual. 

Pero lo más importante de todo es que hay que RESPETAR LAS PREFERENCIAS DEL BEBÉ.

El sistema sensorial que regula la zona intraoral, es muy muy específico y un poco… peliagudo pero esto lo hablaremos en otro momento. 

Coral Guillén López. Logopeda col. 15/0361

Especialista en Terapia Miofuncional Orofacial

6 respuestas a «Uso del chupete. ¿SÍ o NO?»

    1. Hola María, Gracias por comentarnos! El tema del chupete da para mucho!! Pero, en nuestra opinión, el chupete debería retirarse en cuanto los peques tuviesen los 4 incisivos superiores e inferiores para evitar malformaciones esqueléticas. EL problema es que a cada niño le erupcionan los dientes a edades diferentes. Así que nosotras nos decantamos por recomendar la retirada del chupete entre los 1,5 y 2 años. Espero haberte ayudado =)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *